Buscar:

Entradas con el tag ‘imagen profesional’

11 Sep
por: admin

Importancia de la Imagen Personal

Tanto en la búsqueda de empleo, como en el mismo (si ya lo tiene), la imagen personal es de vital importancia. A día de hoy nos hemos hecho a la idea de que la imagen ha de ser profesional pero siempre  basándonos en nuestra propia identidad, formando una imagen que  nos complete y  saque el mejor provecho a las fortalezas individuales de cada uno.

Como cada profesión es un mundo, no existe un estilo único al que debamos de seguir. Por el contrario, tenemos la oportunidad de ir creando en nuestro ámbito nuestro estilo. La fórmula para hacerlo es pensando y probando porque no hay caminos trazados.

Consciencia de la imagen Corporal

La imagen corporal es una representación de nuestro cuerpo vista a través del ojo de la mente. En ella hay tres componentes intererrelacionados:

- Los pensamientos y las emociones asociadas al cuerpo.

- La percepción de las dimensiones corporales

- Los comportamientos relacionados con el cuerpo

La imagen corporal es importante siempre, porque la primera impresión que tenemos de los otros  es a  través de su apariencia física. Por eso la autoimagen corporal puede condicionar de la idea que cada uno tiene de si mismo como persona.

La imagen profesional

Siempre se ha dicho que nunca hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión positiva, o borrar una negativa. La forma en que un profesional se ve y los  artículos relacionados con su empresa o profesión, son elementos fundamentales para la imagen que se quiere ofrecer  de sus habilidades  laborales y de su empresa. La imagen de un profesional es un verdadero curriculum. Dice tanto de la persona como el porpio CV tradicional, donde se detallan sus antecedentes laborales de forma cronológicas.

El pelo, las manos (su cuidado) y la piel, son la otra cara de nuestro curriculum, un aspecto bastante decisivo para conseguir un trabajo o no, para dar una buena imagen en el trabajo actual o no.

La imagen personal como Valor Añadido

Los primeros momentos de conocer a una persona, imprimen una imgen que influye en toda opinón posterior que tengamos sobre ella. Esta primera impresión puede confirmarse o no, pero suele depositarse mucha fe en ella, y en la mayoría de los casos es muy difícil de modificar.

Por esto el trabajo sobre la imagen personal y profesional es algo indispensable en el mundo de hoy. Quien nos ve por primera vez recibe en un  55% una impresión visual. Capta nuestra ropa, la combinación que hemos hecho con ella y con los colores, nuestro porte y lenguaje corporal, el corte de pelo, la pulcritud y la armonía o no en general. En un 38% percibe una percepción auditiva, en el sentido de nuestra entonación de nuestra voz, el timbre, la cadencia,…. y el 7% restante es relativo a nuestro discurso, a nuestro mensaje.

Se suele decir que hay que “Saber venderse”, lo que  nos resulta chocante porque lo relacionamos  con la venta de nuestra persona. Pero lo que en realidad si debemos vender es nuestro servicio profesional, que tiene que ser considerado como un producto con un valor de mercado. En este sentido, la imagen de la mujer profesional puede considerarse como packaging del producto que es su servicio profesional y es, sin duda, un valor añadido.

Nuestra imagen exteiror debe reflejar las cualidades que queremos vender a los demás. Si la envoltura les provoca desconfianza o preocupación sin duda no nos darán oportundad para demostrar nuestro valor

2010 Director ejecutivo | Derechos reservados